Alameda Rooms Santiago

Alameda Rooms Santiago

Santiago de Compostela, A Coruña
Alameda Rooms Santiago  header
Home > ¿Qué hacer en Santiago de Compostela en 48 horas?

¿Qué hacer en Santiago de Compostela en 48 horas?
Alameda Rooms Santiago



Si has acabado el Camino de Santiago y quieres conocer esta magnífica ciudad tenemos un plan perfecto para ti. Desde Alameda Rooms Santiago hemos preparado una guía rápida para que sepas qué hacer en Santiago de Compostela en 48h. ¡Vamos allá!

En todas las ciudades existen lugares imprescindibles para visitar. En el caso de Santiago son tantas las opciones de su oferta cultural, natural y gastronómica que la lista de sitios que visitar no se acaba nunca. Aún así, si dispones de dos días puedes conocer la ciudad y conocerla un poquito más con los planes que te traemos hoy.

Esta ruta comienza visitando los lugares más emblemáticos de Santiago: la Catedral y la Plaza del Obradoiro, el lugar donde acaba una de las peregrinaciones más conocidas del mundo, el Camino de Santiago. Si ya lo sabías, que no se te olvide: a las 12 del mediodía se realiza la misa del peregrino, donde además de vivir un momento emocionante podrás ver funcionando el Botafumeiro, toda una experiencia.

Desde aquí podrás recorrer su casco antiguo, subiendo a la Plaza de Cervantes, cruzando antes la Plaza da Inmaculada, donde se encuentra el Monasterio de San Mariño Pinario.

Una vez en la plaza, mira a tu alrededores para observar su belleza y cruza la calle hacia el Parque de Bonaval, uno de los muchos espacios naturales de los que podemos disfrutar en esta ciudad tan verde.

Si te interesa la cultura, debes hacer una parada en el CGAC (Centro Galego de Arte Contemporánea) y al Museo do Pobo Galego, dos espacios museísticos muy interesantes para conocer más sobre la historia y el arte de Galicia.

Es hora de hacer una pausa y disfrutar de una buena comida. Os recomendamos visitar el Mercado de Abastos, donde podrás comprar los mejores productos gallegos, disfrutar de un aperitivo antes de comer y algo casi obligatorio: probar las diferentes tapas y platos gallegos es un deleite para cualquier paladar.

Después de coger fuerzas lo mejor que puedes hacer es seguir callejeando y perderte por su zona histórica. Que no se te olvide pasar por la Plaza de la Quintana, detrás de la Catedral, donde podrás disfrutar de unas vistas privilegiadas de la Torre del Reloj y de su Berenguela.

Después de un primer día, lo mejor es volver a descansar a un hotel. Y qué mejor que un hotel en el centro para disfrutar de tus 48h en Santiago de Compostela. En Alameda Rooms Santiago encontrarás, además de una localización excepcional, cómodas habitaciones donde reposar y coger fuerzas para seguir al día siguiente.

Después de empezar el día con energía en algunas de las cafeterías del centro de la ciudad, lo mejor para hacer en Santiago de Compostela se encuentra al salir del hotel: un paseo por La Alameda, donde encontrarás unas vistas inmejorables del casco antiguo de la ciudad y de la Catedral.

Y porqué no, aprovechar su buena localización como punto de partida para conocer otros lugares cercanos a la capital podría ser un plan improvisado muy divertido.

Si te quedas con ganas de más y quieres alargar unos días, una de las mejores cosas que hacer en Santiago de Compostela es practicar deporte en su emblemática y afortunada naturaleza, practicar un poco de turismo enológico o disfrutar de todas las posibilidades que te brinda la ciudad.